Estrenos Junio

jueves, 7 de julio de 2011

Pablo Neruda y el Premio Nobel

El 21 de octubre de 1971 le es concedido el Premio Nobel de Literatura. Viaja a Estocolmo a recibirlo el 10 de diciembre de 1971. En sus Memorias el poeta recuerda: “El anciano monarca nos daba la mano a cada uno; nos entregaba el diploma, la medalla y el cheque (...) Se dice (o se lo dijeron a Matilde para impresionarla) que el rey estuvo más tiempo conmigo que con los otros laureados, que me apretó la mano con evidente simpatía. Tal vez haya sido una reminiscencia de la antigua gentileza palaciega hacia los juglares”. Neruda recibió una sorpresa de varios escritores famosos que lo admiraban por sus obras y además por su vida ejemplar. Entre los escritores estaban Octavio Paz, Gumercindo Arguaye y Gabriel García Márquez.


Una anecdota de cuando se entero del Premio Nobel


A Pablo Neruda, en 1971, le avisaron que había ganado el premio Nobel de literatura tres días antes de que se publicara la noticia, por un mensaje confidencial de la Academia Sueca. La noche siguiente invitó a un grupo de amigos a cenar en París, donde entonces era embajador de Chile, y ninguno de los amigos se enteró del motivo de la fiesta hasta que los periódicos de la tarde dieron la noticia. “Es que nunca creo nada mientras no lo vea escrito” dijo Neruda con su risa invencible.

4 comentarios:

  1. Hola Sally,paso a saludarte,gracias por tus visitas,que pases un excelente fin de semana,besos..

    ResponderEliminar
  2. Hola Sally, cada día tienes más bonito el blog.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  3. Aunque me he escapado de Boosterblog te sigo visitando. Si alguna vez ves un +5 de un visitante anónimo piensa que a lo mejor es mío.
    Pero lo que yo quería comentar es tu post sobre Neruda. Me han gustado muchísimo las dos anécdotas que has incluido de esta magnífica persona y genial poeta. Porque anécdotas tuvo a lo largo de su aventurera vida "ciento y la madre".
    Fue el que puso la carne en el asador por defender las virtudes y el potencial poético de Miguel Hernández, cuando éste llegó a Madríd con una mano delante y otra detrás, y no se equivocó.
    Una de sus acciones, que siempre hay que mantener en el recuerdo por lo que tiene de solidaria y heroica, es que consiguió fletar un barco hacia Chile con 2000 exiliados españoles, terminada la cruenta guerra civil.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Hola que lindo saber de ti, y leer un comentario de una poeta y reconocido valor literario. Sabes me di cuenta, como muchos otros que habìas tomado rumbos de boosterblog. Pero igual no olvidamos ni desmerecemos tu gran valor literario, y seguiremos en contacto, gracias de nuevo por participar de mi blog.

    ResponderEliminar

Dejame un comentario